¿Podría el Randsomware Wannacry atacar de nuevo?

La necesidad de protegerse de los Randsomware

Los randsomware son unos virus que restringen el acceso a tu sistema, impidiéndote acceder a información delicada de tu negocio. Una vez te ponen en esa posición, piden el pago de un rescate.

El día 12 de mayo de 2017 pasó algo increíble. Miles de empresas y personas han sido afectadas por un randsomware, que comprometió hasta a grandes multinacionales.

Entre ellas se encuentra Telefónica. Y la pregunta es: si le ha pasado a ella, ¿qué impide que a tu pequeña empresa no le pase?

En las recomendaciones de este post te damos unas medidas para no caer en estas trampas. Eso sí, hay que tener en mente que la seguridad al 100% no es posible.

¿Por qué ha pasado todo esto?

Es debido a que las empresas no han actualizado los dispositivos, como buenamente fue indicado por Microsoft.

Aunque pensemos que nunca nos pasará, hay que tener en cuenta que la posibilidad existe, y hay que cuidar nuestros sistemas contra las amenazas.

¿Podría volver a pasar?

Los expertos hablan de Wannacry 2.0. La versión más extendida es que cabe la posibilidad de modificar el virus para atacar de nuevo.

Por ahora, solamente hubo un ataque más en China, donde volvieron a verse afectados miles de equipos.

Aun así, no sería de extrañar que este virus volviera a atacar. A lo mejor los autores, mientras estás leyendo este post, están planeando volver a atacar.

Nuestras recomendaciones

A continuación, os detallamos brevemente tres pasos a seguir para operar con mayor seguridad en la Red:

  • Llevar a cabo las actualizaciones de Windows. Todas esas actualizaciones que se indican, es necesario llevarlas a cabo.

En caso de disponer de un programa de Windows pirateado, se recomienda reconsiderar esto, debido a que no se pueden aplicar todas las nuevas versiones.

  • Trabajar en la nube. De esta manera, toda la información está protegida por Google o Microsoft si se trabaja con Outlook.

Ni siquiera hay que hacer copias de seguridad.

  • No descargar archivos sospechosos o pinchar en enlaces desconocidos. Recomendable eliminar directamente los emails que contengan este tipo de contenido.

Si necesitan alguna información adicional de este tipo de virus, te recomendamos ponerte en contacto con nuestros profesionales, para más información.